El extranjero

Nunca me había sentido tan extranjero como en Korea. Antes de mudarme a este país había viajado mucho. He estado en EEUU muchas veces (tengo familia en Ohio, Pennsylvania y Florida), Canadá, Venezuela, Ecuador, Guatemala, Cuba, República Dominicana, Brazil, varios países europeos y Hong Kong. En todos esos países pude encontrar algún tipo de conexión cultural o, por lo menos, la gente no me hacía sentir como un extranjero.

En Korea, especialmente en los pueblos pequeños, la gente se te queda mirando, te señala y a veces te saluda en inglés. Algunas personas se acercan a uno para practicar su inglés (sin importarles si nosotros queremos o no ayudarlos). Lo bueno de tener amigas rubias es que cuando ando con ellas, los coreanos se olvidan que existo.

Korea es muy diferente a Puerto Rico en muchas otras cosas. El clima por ejemplo. La forma de botar la basura. La manera de celebrar el fin de año. La comida. Las ceremonias de matrimonio. La moda. La música. La ética de trabajo. La obsesión por las aparencias (nacionales y personales). El idioma.

Por muchas razones, Korea me gusta y por muchas otras me disgusta. Creo que contrario a los otros sitios que he visitado, no he encontrado conexiones que me hagan sentirme como en casa. Y pienso que lo principal ha sido la barrera lingüística. Los/as amigos/as coreanos/as que tengo hablan muy buen inglés. Yo “hablo” coreano muy mal. Pero, contrario a muchos extranjeros que pasan 4, 5 o 10 años en Korea sin aprender ni siquiera a leer el alfabeto, yo me he propuesto aunque sea aprender lo básico del idioma. Por tal razón, mañana me voy a matricular en la Universidad Nacional de Kyungbook para coger las clases de nivel 1 de coreano.

Serán unas clases intensas. 10 semanas, 5 días a la semana, 4 horas al día. 200 horas de coreano en total. Pero ese es el ritmo que necesito. Entiendo más coreano ahora que cuando llegué hace un poco más de un año pero no tengo el vocabulario ni la soltura para comunicarme efectivamente con las personas que viven alrededor mío. ¿Me hará esto crear más conexiones con los coreanos? No sé. Pero sí sé que hará mi vida en este país un poco más fácil. Y podré entender lo que la gente dice alrededor mío.