Conversaciones con mis estudiantes

Las clases en mi academia suelen ser repetitivas y, muchas veces, las respuestas que recibo a las preguntas que hago son correctas pero aburridas. Pero, de vez en cuando, recibo respuestas o historias que me hacen salir del ritmo habitual de la clase. Aquí algunos ejemplos de ellas (traducidas al español):

###

Mi grupo de estudiantes más pequeños tiene un libro que es el que siempre usamos en la clase. Ese libro tiene unas palabras de vocabulario que los estudiantes tienen que usar para crear una oración o historia. Uno de mis estudiantes hizo esta historia con la palabra “iglesia”:

Iván Teacher y Gavin Teacher fueron a la iglesia. Empezaron a pelear dentro de la iglesia. Gavin Teacher le dio un puño a Iván Teacher. Jesús bajó de la cruz y dijo: “Dejen de pelear.” Entonces Jesús mató a Iván y Gavin.

###

Tengo otro grupo al que sólo le doy clases los miércoles. Le he dado clases a algunos de esos estudiantes anteriormente pero su inglés ha mejorado muchísimo, lo suficiente como para hacer historias un poco más complejas que antes. Un estudiante me hizo este chiste:

Estudiante: Maestro, el otro día me pesé y pesaba 100kg. Me fui al baño y cagué un montón. Volví a pesarme pero todavía pesaba 100kg. Maestro, ¿qué pasó?

Yo: No sé. ¿Qué fue lo que pasó?

Estudiante: ¡Me comí la mierda!

(Este estudiante está obsesionado con la mierda. Siempre que tiene que hacer una oración nueva, hay mierda involucrada.)

###

Estos días los estudiantes de intermedia tienen sus exámenes de mitad de semestre por lo que hemos tenido muchas ausencias. A una de las clases sólo vinieron tres estudiantes. Uno de los estudiantes usó la palabra “obite” (오바이트) que es un japonismo para la palabra vomitar. Estoy tratando de erradicar todas las palabras coreanas o japonesas en el salón por lo que les expliqué que la expresión correcta es “throw up”. Entonces, uno de los estudiantes me preguntó:

“Maestro, si “throw up” es sacar algo del cuerpo hacia arriba, ¿”throw down” significa cagar?

No importó que les explicara que “throw down” significa pelear. Prefirieron su propia explicación a la mía.

Clases de repostería

Me encontré con Sunny en una tienda de celulares a eso de la 1pm. Nos encontramos ahí porque ella me iba a ayudar a conseguir un iPhone4. Ya lo habíamos ordenado hace dos semanas y lo íbamos a recoger ayer. El problema es que en Korea, para conseguir algunos tipos de teléfonos como el iPhone, hay que tener unas visas específicas. La mía no aplica así que tuve que comprarlo a nombre de Sunny. Eso quiere decir que estoy comprometido a quedarme aquí por dos años más…

Después de hacer los trámites del teléfono, fuimos a almorzar algo rápido en The Onigiri. Es una cadena de “comida rápida” donde venden unos rolls de arroz con carne o queso. Son ricos y baratos. Yo me comí el de atún y Sunny se comió el de queso.

Del almuerzo corrimos a Homeplus Daegu donde nos íbamos a encontrar con las rubias para luego ir a una clase de repostería. Esta sería mi tercera clase pero para las rubias iba a ser la primera.

Caminamos hasta la repostería. La maestra nos estaba esperando, con todos los ingredientes y el equipo listo, para comenzar la clase. El postre del día era Mont Blanc. Es un postre un poco complicado pero la maestra lo hizo parecer sencillo. Claro, para los que tenemos cocinas diminutas sin hornos es un postre imposible de preparar.

Se empieza el proceso preparando un merengue con huevos, harina de arroz, almendras, y azúcar. Ese merengue se pone en una plancha (como ven arriba) con un diámetro de alrededor de 6 centímetros.

Salen más o menos 9 por plancha. Se les pone un poco de azúcar fina por encima y se hornean por unos minutos. Quedan así.

Eso es sólo el principio. Se dejan enfriar un poco y luego se les pone una crema de mascarpone por encima, en forma de montaña.

Esto se pone en la nevera en lo que se prepara el próximo paso, para que no se derrita el queso. Luego se prepara una crema de nuez de castaña. Este es el paso más difícil porque hay que mezclar la crema con varios ingredientes sin que quede ninguna pelotita por unos buenos 10 o 15 minutos. El resultado vale la pena; la crema de castaña es deliciosa. Se pone la crema de castaña alrededor del mascarpone, se le pone una castaña en la cima y se le hecha un poco de azúcar fina por encima. El producto final se ve así.

Luego de la clase Naomi y Sunny se fueron a atender otros compromisos y Rose y yo nos fuimos al centro de Daegu a comer. Tenía ganas de comer Andong Chicken. Así poco había probado un restaurante que abrieron recientemente y me gustó mucho así que fuimos allá. La decoración, la música y el servicio chocan un poco con el tipo de comida. Es decir, el lugar es súper moderno, trendy y limpio pero el Andong Chicken es una comida tradicional, de pueblo y un poco messy. No es un choque malo, sólo ecléctico. No le quita nada al sabor más que delicioso de la comida.

En resumen, fue un sábado delicioso.

Mi grupo de estudiantes varones

Ahora mismo tengo una clase de estudiantes de intermedia que es solamente de varones. Esto ha creado un ambiente muy cómodo (a veces demasiado) entre ellos y yo. Creo que las inhibiciones que tenían cuando habían chicas presente en el salón han desaparecido casi por completo.

Por ejemplo, el martes pasado el tema de la clase era sobre la escuela y la educación. Este fue el intercambio que tuve con uno de mis estudiantes:

Yo: What do you give your teacher for Teacher’s Day?
Estudiante: I give my teacher the finger.

La semana pasada, cuando estábamos practicando la  construcción “I wish I could…” estas fueron algunas de las oraciones que crearon:

“I wish I could kick the Korean teacher.”

“I wish I could fight crazy people.”

“I wish I could explode all schools.”

Me gusta que se sienten en la libertad de hacer oraciones fuera de lo que normalmente harían si se sintiesen cohibidos por algún otro elemento.

Precisamente el martes pasado, mientras practicábamos varias oraciones, la mayoría de ellos se dieron a la tarea de dibujarme. Fue así como una reacción en cadena; uno de ellos comenzó y los demás siguieron.

Aquí está la muestra completa:

Obviamente, doy la clase con camisa. Este estudiante usó la libertad artística para imaginarse como me vería sin ella:

No sé si mi espejo miente o los ojos de mis estudiantes ven la verdad, pero NO peso 150kg:

Este se parece a uno que ya tengo porque lo dibujo el mismo estudiante:

###

Sobre este último dibujo tengo que explicar algunas cosas. Primero, el estudiante que lo dibujó no está en la clase que expliqué arriba. Este es un estudiante de los miércoles, que no sé si me ha dibujado antes, y a quien hoy vi demasiado entretenido ignorando mi clase y cuando me le acerqué, encontré el dibujo. Inicialmente no me quería dar el dibujo, diciendo que era otra cosa pero al final se lo quité.

Nuevamente, parece como si no tuviera camisa aunque claramente tengo algo marca Nike. Pero no es un Nike original sino un 짜가, o una copia barata. También lo mismo con los zapatos. Supongo que él quería escribir Adidas 짜가, para decir que uso zapatos de imitación. Por último, pueden ver mis 팬티 (que literalmente sería panti, aunque en coreano se le llama panti a ambos calzoncillos y pantis) con un diseño de corazón, lo último en la moda coreana.

Un sábado de pudding de mangó y coco

Me encontré con Sunny frente al Homeplus de Daegu (cerca del centro) para ir a la clase de repostería. Pero, andábamos hambrientos así que subimos al segundo piso de la tienda por departamentos para comer en el food court. Allí pedimos un plato familiar que incluía donkaseu (cerdo empanado), kimbap, udong, un pez empanado y arroz con curry. De más está decir que salimos satisfechos con el festín. Y todo por sólo 12,000won (alrededor de $10).

De ahí corrimos hasta la repostería pensando que íbamos a llegar justo a la hora del comienzo de la clase pero resulta que Sunny se había equivocado así que llegamos media hora antes. Hablamos un rato con la maestra y pude entender, a grandes rasgos, lo que decía. La primera vez que fui a una clase de ella (hace unos meses atrás) no sabía casi nada de coreano. Le sorprendió lo rápido que he aprendido aunque obviamente siento que no sé gran cosa todavía.

El objetivo de la clase era preparar un postre de pudding de mangó y coco. Ya la maestra había preparado el pudding de coco porque sino la clase hubiese tomado mucho tiempo. Preparamos el pudín de mango. Fue muy fácil y creo que lo podría hacer de nuevo PERO los mangoes son prohibitivos en este país. Los he visto desde 7,000 hasta 13,000won (entre $6 y $10) por cada mangó. Luego de preparar el pudding de mangó, la maestra hizo una demostración de como preparar el pudding de coco. Cuando empezó la clase propriamente mi nivel de comprensión del coreano bajó considerablemente pero por suerte mi amiga Sunny me traducía lo que no entendía.

Al final, terminamos con unos cuantos vasos del postre para llevarnos a la casa. Salimos de allí y cogimos una guagua para ir a casa de Sunny cuando empezó a caer un aguacero con truenos y relámpagos incluidos. Por un momento me recordó las lluvias torrenciales momentáneas que se dan en Puerto Rico.

Llegamos a la casa y allí Sunny me ayudó a preparar una presentación que tengo que hacer el lunes en mi clase de coreano. Tengo que presentar un lugar famoso de mi país y decidí hablar un poco sobre Vieques. Aquí la presentación (o la versión más reciente):

Vieques 섬에 대해 이야기 하겠습니다.
카리브 해변에서 도미니카 공화국 옆에 푸에르토리코가 있어요. 한국의 제주도처럼 Vieques 섬은 푸에르토리코 옆에 있는 섬 이에요. 푸에르토리코에서 Vieques까지 배로 한시간 쯤 걸리는데 비행기로는 10분쯤 걸려요.  Vieques에는 유명한 요새가 있어요. 오래 전에 스페인 사람들이 지었어요. 거기에는 Vieques 역사 박물관이 있어요. 우리 어머니 친구가 그 박물관의 관장이예요. Vieques 섬에는 아름다운 해변이 많지만, 길이 너무 험해서 가기가 어려워서 지프차가 필요해요. 그래서 해변에는 사람이 많이 없어요. 해변의 모래는 하얗고 물은 정말 맑아요. 바람이 많이 불지 않아서 수영하기에 좋아요. 거기서 캠핑도 할 수 있지만 밤에 모기가 너무 많아서 어두워지기 전에 사람들이 떠나야 해요. 물에 발광 미생물들이 살아서 밤에는 바닷물에서 빛이 나요. 그래서 사람들이 밤에 배를 타고  그걸 구경하러 가요.  유명한 음식은 아레파스예요. 어부들이 많아서 신선한 해산물들도 유명해요. 밀주도 유명한데, 과일 리치 비슷한 맛이 나요.  뭍에서 물건들을 배로 가져와서 물건들이 비싸요. 푸에르토리코에 본토에는 야생말이 없지만 Vieques 섬에는 야생말들이 많아요.  일자리가 많이 없어서 사람들이 가난해요. 날씨는 항상 덥고 비가 많이 오는 열대성 기후예요. 이번 겨울에 한국인 친구하고 푸에르토리코에 가는데, Vieques 섬에 데려갈 거예요. 친구가 많이 좋아할 거예요.

Mis primeros pasos en el coreano

Poco a poco, empezamos a escribir párrafos en la clase de coreano. Súper sencillos, con la destreza de nenes de kinder con un lápiz y un papel pero con el conocimiento de un adulto en cuanto a lo que constituye una oración completa y un párrafo. Empezamos escribiendo sobre nosotros, dónde estudiamos coreano, qué hacemos en nuestras casas y en nuestro tiempo libre. El párrafo de hoy fue sobre describir personas en nuestro salón de clases. Teníamos que escoger a tres estudiantes y escribir dos o tres oraciones simples sobre ellos.

Aquí está el primer párrafo:

Dice: “Mi nombre es Iván. Mi país de origen es Puerto Rico. Estudio coreano en la Academia de Lenguas de la Universidad Nacional de Kyungbook. Soy maestro de inglés. Enseño inglés en una academia de lenguas en Chilgok. Todos los días voy a la universidad. En nuestro salón hay estudiantes de Francia, China, Japón y Pakistán. Voy a casa. En mi casa uso mi computadora. Yo tengo un blog. Todos los días escribo en él. Cocino solo en mi casa. También como solo. Todos los días estudio coreano. Hago las asignaciones en mi casa. En el fin de semana voy al cine con mis amigos. Nos gustan mucho las películas. Nosotros vamos a restaurantes. Yo como samgyeopsal. Mis amigos también comen samgyeopsal. Me gusta estudiar coreano.”

Como dije, súper sencillo (y medio mierdoso, pero ¡está en coreano!)

Este fue el de hoy:

Dice: “Yo estudio coreano en la Academia de Lenguas de la Universidad Nacional de Kyungbook. Hay muchas personas extranjeras en nuestro salón. Muhamad estudia coreano en la Academia de Lenguas de la Universidad Nacional de Kyungbook. Muhamad se toma un café todos los días. Muhamad es mi hermano mayor*. Mi otra amiga es Wiming; ella es china. Wiming también estudia coreano en la Academia de Lenguas de la Universidad Nacional de Kyungbook. Wiming es bonita. Scotty es francés. Scotty vive en Chilgok. Yo también vivo en Chilgok. Scotty es un estudiante en la Academia de Lenguas de la Universidad de Kyungbook. Estudia coreano. Scotty sabe francés e ingles. Scotty ama el alcohol. Yo también amo el alcohol. Mis amigos me caen bien.”

(*hermano mayor – hyeong 형. En la cultura coreana, las personas tienden a ser amigos mayormente con personas de su misma edad. Si las personas tienen amigos/as de diferentes edades, la persona menor tiene que referirse a la persona mayor con cierto respeto. Si el hombre es menor que su amigo hombre, le tiene que decir hyeong 형. Si el hombre es menor que su amiga mujer, le tiene que decir nuna 누나. Si la mujer es menor que su amigo hombre, le tiene que decir oppa 오빠. Si la mujer es menor que su amiga mujer, le tiene que decir onni 언니.)

Casi ninguno de mis estudiantes en la academia donde trabajo saben que yo estudio coreano. Así que me sorprendió cuando una de las nenas me regaló este papel con palabras comunes en inglés y su traducción al coreano:

El extranjero

Nunca me había sentido tan extranjero como en Korea. Antes de mudarme a este país había viajado mucho. He estado en EEUU muchas veces (tengo familia en Ohio, Pennsylvania y Florida), Canadá, Venezuela, Ecuador, Guatemala, Cuba, República Dominicana, Brazil, varios países europeos y Hong Kong. En todos esos países pude encontrar algún tipo de conexión cultural o, por lo menos, la gente no me hacía sentir como un extranjero.

En Korea, especialmente en los pueblos pequeños, la gente se te queda mirando, te señala y a veces te saluda en inglés. Algunas personas se acercan a uno para practicar su inglés (sin importarles si nosotros queremos o no ayudarlos). Lo bueno de tener amigas rubias es que cuando ando con ellas, los coreanos se olvidan que existo.

Korea es muy diferente a Puerto Rico en muchas otras cosas. El clima por ejemplo. La forma de botar la basura. La manera de celebrar el fin de año. La comida. Las ceremonias de matrimonio. La moda. La música. La ética de trabajo. La obsesión por las aparencias (nacionales y personales). El idioma.

Por muchas razones, Korea me gusta y por muchas otras me disgusta. Creo que contrario a los otros sitios que he visitado, no he encontrado conexiones que me hagan sentirme como en casa. Y pienso que lo principal ha sido la barrera lingüística. Los/as amigos/as coreanos/as que tengo hablan muy buen inglés. Yo “hablo” coreano muy mal. Pero, contrario a muchos extranjeros que pasan 4, 5 o 10 años en Korea sin aprender ni siquiera a leer el alfabeto, yo me he propuesto aunque sea aprender lo básico del idioma. Por tal razón, mañana me voy a matricular en la Universidad Nacional de Kyungbook para coger las clases de nivel 1 de coreano.

Serán unas clases intensas. 10 semanas, 5 días a la semana, 4 horas al día. 200 horas de coreano en total. Pero ese es el ritmo que necesito. Entiendo más coreano ahora que cuando llegué hace un poco más de un año pero no tengo el vocabulario ni la soltura para comunicarme efectivamente con las personas que viven alrededor mío. ¿Me hará esto crear más conexiones con los coreanos? No sé. Pero sí sé que hará mi vida en este país un poco más fácil. Y podré entender lo que la gente dice alrededor mío.

De comida puertorra y clases de café

Sábado

Me fui a Seúl en el KTX a eso de las 2:30pm. Me encanta montarme en el KTX. Es casi como montarse en un avión. El trayecto de DongDaegu a Seúl se tarda 1 hora y 40 minutos. En el tren regular se tarda 4 horas. Mientras más nos acércabamos a Seúl, más nieve se veía en el piso. La capital estaba bajo nieve y justo cuando llegué empezó a nevar ligeramente.

Llegué a Seúl como a las 4:00pm y lo seguí directo a Samgakji, al apartamento de Tino y Glenid. Allí estaban Melissa y dos amigos de ella, David y Félix. Ellos son cocineros en el Army y fueron los chefs de esa noche. El menú fue arroz con gandules, pasteles, churrasco y coquito. Lo hicieron todo al momento, con ingredientes frescos. Les tomó mucho tiempo preparar la cena pero la espera valió la pena. Un par de horas después de que yo llegara, Glenid, Edwin y Mabel llegaron al apartamento. Estaban en el beauty. Tino se lo perdió porque está por USA.

Cuando todos estábamos a punto de desmayarnos del hambre, la comida estuvo lista. La cena fue tan suculenta que Glenid invitó a los muchachos a que cocinaran de nuevo en el apartamento. Ellos tienen una competencia de cocina en EEUU el 20 de febrero y unas semanas antes acordamos en que van a practicar en la casa de Glenid con la excusa de que les vamos a ayudar probando los platos y dándoles sugerencias de como mejorarlos.

El resto de la noche la pasamos bebiendo coquito y hablando. No me había reído tanto desde hace tiempo, especialmente con las loqueras de Melissa.

Domingo

Me levanté temprano para poder coger el tren a las 9:10am. Me bañé y salí a coger el subway que queda al lado del apartamento. No vi nada en Seúl excepto la vista desde la ventana del apartamento. No me importó mucho. El propósito de esta visita fue comer una buena cena puertorra. A saber cuando comeré algo parecido de nuevo.

Esta vez cogí el tren lento. No me gusta tanto porque hace demasiadas paradas y siempre pienso que si me duermo voy a perder la mía. Así que en el trayecto de 4 horas pude dormir más o menos como 30 minutos. Escuché música, leí un poco, me puse a observar a un bebé que estaba al frente mío pero aún así el viaje se me hizo eterno.

Cuando llegué a Daegu, llamé a Sunny para ver si quería almorzar conmigo. Fui al sótano de Lotte Young Plaza a comer pizza y Sunny llegó unos minutos después. Hablamos un poco pero tuvimos que irnos rápido a la clase de café.

Llegaron menos estudiantes esta vez que la clase anterior. Los que faltaron se perdieron una tremenda clase. Preparamos el café con diferentes máquinas. Empezamos con el mocha pot (que en Puerto Rico le decimos greca). Aprendí que la manera en como estaba tratando la greca en mi casa era incorrecta. El café era fuerte y un poco agrio. Después usamos un syphon, que parecía más un experimento de química que una máquina de hacer café. El sabor de ese café era suave, demasiado para mi gusto. La última máquina que usamos los estudiantes fue el French Press. Ese fue el café más fuerte.

La maestra nos enseñó también como hacer café usando el Dutch Drip. Es un proceso que toma 8 horas o más, pero el café que sale es exquisito. Como tarda más tiempo en procesar, el sabor es mucho más intenso y tiene más cafeína que el resto de los cafés que probamos ese día.

Melinda, Sunny y yo decidimos irnos a un coffeeshop después de la clase a estudiar español y coreano. Escogimos Angel-in-us y gracias al atrevimiento de Sunny, pudimos conseguir un sofá en el coffeeshop abarrotado. Queríamos estudiar comódamente. Practicamos algunas frases en español para el beneficio de Sunny y le enseñamos los números del 1 al 100, la conjugación en presente de los verbos que terminan en -ar, -er e -ir y de ser, estar y tener.

Sunny me dio como asignación escribir unas entradas de diario usando este párrafo como modelo:

오늘 일요일. 정말 재밌었다. 아침에 늦게 일어났다. 1시 반 쯤에 이반을 만나서 피자를 먹었다. 피자가 맛이 없었다. 2시 쯤에 멜린다랑 수지를 만났다. 커피가 먹고 싶어서 앤젤리너스를 갔다.

Además de aprender idiomas, estuvimos hablando sobre las diferencias y similitudes entre la cultura coreana y la latina. También discutimos sobre el racismo y la homofobia que existe en Korea. Sunny dice que es más aceptable tener un asesino en serie en una familia coreana que un homosexual. Eso para mi es completamente retrógrada. Hay varias cosas que me gustan de la cultura coreana pero no puedo soportar el racismo, la homofobia ni el machismo, entre otras cosas.

Melinda se tuvo que ir a encontrarse con unas personas para hablar sobre unas clases de salsa así que Sunny y yo nos fuimos a cenar noodles. Estaban picantes y ricos.

Me monté en la guagua de regreso a Chilgok a eso de las 9pm y me bajé en la parada anterior a la mía lo que significó que tuve que caminar como 10 o 15 minutos más de lo debido. Por lo menos el clima estaba perfecto para caminar. La intensidad del frío ha bajado un poco y ya la nieve y el hielo están casi completamente derretidos en mi ciudad.