Hablando francés y bailando en coreano

El sábado fui al café Tavolo Rosso para la tercera reunión del grupo de francófonos en Daegu. Allí me estaban esperando Rich, otro maestro de inglés de mi misma academia; Jiwon, una coreana arquitecta que vivió 7 años en Paris; y Mi-hyang, quien también vivió en Paris y estudió francés. En parte nos estábamos reuniendo para despedirnos de Mi-hyan ya que se va de Korea en una semana. Su destino es el Congo (por dos años) para trabajar en una compañía coreana que fabrica pelucas. No sabía que la demanda por las pelucas era tan grande pero al parecer lo es: esa compañía coreana tienen presencia en 8 países africanos.

Al poco rato se nos unió Minju, quien trabaja para la Alianza Francesa de Daegu. Korea tiene tres Alianzas Francesas, una aquí, otra en Busan y una en Seúl. Creo que la de Daegu es la más pequeña aunque no he visitado ninguna de ellas. Minju habla muy bien el francés; mejor que todos los que estábamos en aquella mesa. Después de dos horas en el café decidimos movernos a un restaurante para continuar la conversación rodeados de comida.

Fuimos a un ‘restaurante casual’ llamado Cozy en el área de los bares frecuentados por los extranjeros. Allí pedimos tres platos para compartir: espagueti con salsa carbonara, un bbq platter y un arroz frito con pollo. Y claro, no podía faltar la cerveza. Cuando terminamos de comer llegaron Michael, un estudiante universitario congoleño y Guillaume, un profesor francés. Ellos ya habían cenado así que nos fuimos a un bar recomendado por Michael.

Llegamos a Jeeep (sí, con tres e), un lounge bar al que nunca había ido. Éramos las únicas personas allí porque, después de todo, eran solamente las 9:15 de la noche. Cada cual pidió su bebida y nos volvimos a sentar. La música estaba lo suficientemente alta como para no poder sostener una conversación normal por lo que nos pusimos a bailar. Poco a poco se fue llenando el bar y a eso de la 1:00am estaba repleto. Al poco rato me fui no sin antes prometerle a Mi-hyang una visita durante su tiempo en el Congo.

###

Y no podría estar más feliz de haber regresado al salón de clases y que una estudiante me haya recibido con este regalo. Disfrútenlo tanto como yo lo disfruté:

Hablando del FTA

Hace poco las legislaturas de EEUU y Korea del Sur aprobaron un tratado de libre comercio (FTA, en inglés). Se tardaron casi 6 años en aprobar un pacto bilateral que ha resultado ser bastante polémico en Korea. Solamente el partido del gobierno, el GNP, votó a favor del pacto en una sesión boicoteada por la oposición. Además, esto provocó una protesta extremadamente inusual: un legislador de la oposición explotó una bomba de gas lacrimógeno dentro de la sala donde se estaba llevando a cabo la votación. Puedes leer una explicación más detallada de esto en la página de Eurowon.

Esta semana estoy dando clases en la academia de estudiantes de nivel avanzado. Estos estudiantes estudian en escuela elemental e intermedia pero tienen un nivel de inglés que es muy bueno y, en algunos casos, casi perfecto. Una de las clases que tienen estos estudiantes es “presentación” (como “show and tell”) en la cual se les asigna un tema y tienen una semana para investigarlo y analizarlo.

Pues bien, esta semana el tema para los estudiantes de escuela intermedia era “tratados comerciales globales”. Al principio me pareció que este tema podría haber sido un poco denso pero resultó ser interesante, sobretodo porque pude insertar el tema del FTA coreano-americano.

Mi pregunta fue sencilla: ¿Qué opinas del FTA entre Korea del Sur y los EEUU?

Las respuestas, más allá de ser un simple “es bueno” o “es malo”, resultaron ser complejas y detalladas.

Los que estaban en contra del FTA argumentaron que:

  • Korea resultará ser el país mayormente perjudicado con la reducción de aranceles entre ambos países.
  • Este FTA sólo beneficiará a las grandes empresas como Samsung y LG, que ya tienen una posición de dominio global, y eliminará a pequeñas empresas que no podrán competir con ellas.
  • Se encarecerán los servicios médicos si se importa un sistema similar al americano.
  • Korea finalmente se ha convertido en una colonia americana.
  • Aumentarán los impuestos y los precios de productos esenciales.

Los que estaban a favor opinaron que:

  • En un mundo globalizado hay que hacer este tipo de pactos y hay que sacrificar unas cosas para ganar otras. En el caso específico de este FTA, se sacrifican los productos agrícolas coreanos y se gana una ventaja con los productos tecnológicos.
  • Los medios han estado publicando mentiras sobre el FTA y la mayoría de las personas que están en contra no han leído los detalles del pacto.
  • Muchas personas que estaban a favor del FTA cuando lo impulsaba el Partido Demócrata, ahora están en contra porque lo impulsa el Gran Partido Nacional, del presidente Lee Myung-bak.
  • Este pacto aumentará las exportaciones de productos coreanos hacia EEUU.

A pesar de que estoy traduciendo las respuestas del inglés al español (y tratando de recolectarlas desde mi mala memoria), he tratado de mantener la esencia de lo que dijeron. Lo más impresionante es que el idioma materno de los estudiantes es el coreano pero pudieron argumentar claramente sus puntos en inglés.

Yo, obviamente, quedé debidamente impresionado.

Preguntas de mis estudiantes

Ahora que soy maestro substituto, y todas las semanas estoy en una escuela diferente, los estudiantes siempre me bombardean con preguntas sobre mi. Ya me sé de memoria todas las preguntas que me hacen (siempre preguntan lo mismo) aunque de vez en cuando aparece alguna que me toma por sorpresa.

Preguntas comunes:

Estudiante: What’s your name? o Who are you? (¿Cómo te llamas? ¿Quién eres?)

Yo: Ultimamente me he acostumbrado a contestarles esa pregunta con la misma pregunta, a lo que ellos me responden, “I’m a human.” Casi siempre lo sigo con “I’m Ivan” y procedo a pasar lista. A veces me preguntan por mi “nombre largo” y se sorprenden al ver mi nombre completo: Ivan Jacobo B _ _ _ _ _ F _ _ _ _ _ _. Los nombres coreanos (incluidos el apellido) suelen tener de dos a cuatro sílabas, siendo los más comunes los de tres sílabas.

Estudiante: How old are you? (¿Cuántos años tienes?)

Yo: A veces digo 100, a veces digo 1,000 y a veces les digo que adivinen. Cuando tengo prisa les digo la verdad (28) pero casi nunca me creen.

Estudiante: Why don’t you have hair on your head? (¿Por qué no tienes pelo en la cabeza?)

Yo: Mi papá tampoco tenía pelo.

Estudiante: Why do you have so much hair on your arms? (¿Por qué tienes tanto pelo en los brazos?) o sus variantes, Did you put your head hair on your arm? (¿Te pusiste el pelo de la cabeza en los brazos?), Are you a monkey? (¿Eres un mono?)

Yo: Mi papá también tenía mucho pelo en los brazos.

Estudiante: Are you married? (¿Estás casado?)

Yo: No.

Estudiante: Do you have a girlfriend? (¿Tienes novia?)

Yo: Depende el grupo y el nivel cambio la contestación. A veces digo no, a veces digo muchas y a veces digo sí. Cuando digo sí, me preguntan:

Estudiante: Is she Korean? (¿Es coreana?)

Yo: Sí.

Estudiantes: *suspiros de asombro*

Estudiante: Where are you from?

Yo: Depende el día, el nivel y el grupo contesto: Estados Unidos. A veces se satisfacen con esa contestación. A veces me preguntan de qué ciudad y digo: Puerto Rico. Eso casi siempre redunda en que tengo que dibujar el mapa del Caribe en la pizarra para que entiendan de donde soy.

Preguntas menos comunes:

Estudiante: Are you religious? (¿Eres religioso?)

Yo: No. Usualmente no se sorprenden, o les dura muy poco la sorpresa y se olvidan rápidamente de esto.

Estudiante: What’s your blood type? (¿Cuál es tu tipo de sangre?)

Yo: No sé. Se sorprenden mucho más de que yo no sepa cual es mi tipo de sangre de que yo no sea religioso.

Estudiante: Are you Korean, Chinese, Japanese, Asian, half-Asian? (¿Eres coreano, japonés, chino, asiático, mitad asiático?)

Yo: ¿En serio?

Estudiante: Do you have a son? Do you want a son? (¿Tienes un hijo? ¿Quieres tener un hijo?)

Yo: No. No sé.

Estudiante: Do you like 맥주 – 소주 (beer – soju)? (¿Te gusta la cerveza – soju?)

Yo: No. Un estudiante me dijo que cuando su padre se emborracha, le da $50. Me dijo que le encanta cuando su padre bebe soju.

En mi primer trabajo en Korea tuve a un grupo de adultos de nivel intermedio/avanzado y me preguntaron:

¿Has probado drogas?

Yo: No. (En Korea es mejor contestar que no a esto aunque la respuesta sea contraria. Las leyes anti-drogas son muy estrictas.)

Sé que hay varias otras preguntas pero mi memoria me traiciona ahora mismo. Pero, ya tienen una idea a lo que me enfrento semanalmente cada vez que visito una escuela nueva.

Decepción que al final no la es

Hace poco escribí sobre el email que me había llegado ofreciéndome un puesto cerca de Seúl en una academia de mi compañía. Pues hoy me llegó otro email anulando el mensaje anterior. La razón es sencilla: la academia de Seúl está perdiendo estudiantes por lo que no se justifica reemplazar a la maestra que se va. El email vino acompañado por mil disculpas por “cualquier inconveniente que esto me pueda haber causado.” No me causa tantos inconvenientes… más bien lo que siento es desilusión. Tenía la mira, y las ganas, puesta en mudarme hacía la gran ciudad. El plan ahora es quedarme otro año en Daegu haciendo lo mismo que hago ahora. Y no es que me vaya nada mal. Todo lo contrario. Me gusta lo que hago y disfruto viajar por los distintos recovecos de mi ciudad. Pero no puedo dejar de sentirme como que me estaré perdiendo de algo…

Para auto-consolarme, creé esta lista de los beneficios de quedarme en Daegu:

  • Otro año en Daegu significa un aumento de sueldo. Esto no ocurriría si me mudase a Seúl.
  • No tengo que empacar nada ni cargar bultos de arriba a abajo para la mudanza (odio mudarme más por el proceso que por otra cosa).
  • Me conozco a Daegu de rabo a cabo. Aunque parte de la aventura de mudarse es conocer una ciudad nueva, conocer bien la ciudad que uno habita tiene sus ventajas (restaurantes y cafés favoritos, por ejemplo).
  • Y, siguiendo con el punto anterior, puedo seguir descubriendo lugares nuevos de mi ciudad (¡Tiene que haberlos!).
  • Tengo muchas amistades aquí. También tengo amistades en Seúl pero paso más tiempo con las amistades de Daegu por razones obvias.
  • Hace poco comencé a co-organizar dos grupos con propósitos similares: uno es para intercambiar lenguas (coreano-inglés) y el otro es para practicar el francés entre francófonos que viven en Daegu. Podré darle continuidad a ambos grupos.
  • El invierno es menos crudo en Daegu que en Seúl. El invierno me gusta pero esos dos o tres grados más que usualmente tenemos por acá hacen una gran diferencia.
  • Puedo practicar el dialecto coreano de Daegu.
  • Puedo seguir colaborando con la revista Daegu Compass, para la cual tomo fotografías de vez en cuando.
  • Vivo muy cerca del centro de la ciudad.
  • Daegu es más barata que Seúl.
Así que en realidad no tengo mucho por lo que quejarme. Seguiré deseando poder vivir en Seúl pero no es un deseo lo suficiente fuerte como para dejar el trabajo que tengo actualmente, que me gusta bastante.

###

Para terminar con un bono, quizás inesperado. Esta semana estoy trabajando en la escuela donde estuve como maestro fijo por un año y medio. Estoy dando clases en los niveles altos así que muchos de esos estudiantes fueron mis primeros estudiantes en la academia. Muchos de ellos ya tienen muy buen nivel de inglés y han crecido un montón.

A lo que iba. Una de mis estudiantes de esta semana (quien fuera mi estudiante hace unos meses atrás) siempre se pasaba dibujando en el salón y me pedía que le dibujara algo en la libreta cuando le corregía las asignaciones. Hoy me hizo la misma petición y le dibujé una isla con una palma y un barquito. Ella me devolvió el gesto dibujando esto:

Y eso fue lo que me devolvió la sonrisa el día de hoy.

Dibujos especiales

A veces los estudiantes toman el concepto del dibujo y lo empujan un poquito más allá de lo normal. Hace unos días recibí uno de los dibujos más especiales que me han dado hasta ahora. ¿La razón? ¡Pues es el primero que me dan completamente a color!

Debido a que en el salón de clases los estudiantes no tienen tiempo para dibujar, usualmente lo hacen con un papel y lápiz en pocos segundos. Pero esta estudiante, a la cual sólo he tenido por dos semanas, se tomó el tiempo de dibujarme con sus bolígrafos de colores. Uno de mis favoritos hasta ahora.

Este otro estudiante de intermedia me dibujó así:

Después que le reclamé que me veía viejo y enojado, me dijo que no me preocupara. Acto seguido hizo varios dibujos de mi con diferentes estilos:

¿Handsome Ivan? Hmmmm…

No sabré jugar fútbol pero puedo parecerme a David Beckham.

Este no lo entiendo.

Este es al estilo de un comediante que sale en TV en Korea.

Y aquí enojado pero joven.

‘Open Class’

La semana que viene en la academia todos los maestros, coreanos y extranjeros, tenemos algo que se conoce como open class. En un open class los padres de mis estudiantes, quienes pagan mucho dinero para que sus hijos aprendan inglés con English Native Speakers, tienen el derecho de presenciar una clase. Ahora bien, esto sólo ocurre dos veces al año y usualmente no suelen venir todos los padres. Aunque, la última vez que tuve un open class, de 12 estudiantes vinieron 11 madres. Fue un poco intimidante.

El sistema ha cambiado un poco (¿o mucho?). El año pasado solamente teníamos un open class. Es decir, solamente abríamos una clase con nuestro mejor grupo y ya. Pero este año la academia ha decidido que abrirá TODAS las clases a todos los padres. De 11 grupos que tengo me toca tener 5 open classes. A mi compañero coreano le toca abrir 4 clases. No todos los grupos son buenos aunque ninguno es terrible.

Uno de los beneficios de abrir las clases es que los estudiantes, casi como por arte de magia, hablan en inglés casi perfecto y su comportamiento es angelical. Es casi como tener una de esas clases perfectas que salen en los anuncios gubernamentales de propaganda educacional. Los peores estudiantes se vuelven mansitos y hasta alzan la mano para participar. Los estudiantes que nunca participan de momento se convierten en los más parlanchines. Los celulares desaparecen, las miradas distraídas de momento se concentran en cada palabra que sale de mi boca y las contestaciones cortas se convierten en oraciones completas y correctas.

Aún así odio los open classes. Es un show, un circo. En el último open class que hice una madre se atrevió a escribir (porque de paso, nos hacen una evaluación escrita) que su hijo no estaba mejorando su pronunciación por culpa mía. Además, tener open class me causa ansiedad y la ansiedad me pone nervioso lo cual redunda en menos energía en el salón. Se me hace difícil ser yo mismo cuando tengo varias ojos extras juzgando cada movimiento que hago o dejo de hacer. No me debería importar mucho lo que piensen los padres ya que eso no afecta directamente mi trabajo. Después de todo así es como funciona el sistema acá.

Total, en par de meses, cuando sea maestro substituto, ya no tendré que preocuparme nunca más por hacer un open class.

Una avalancha de dibujos

No sé si ya se han cansado de los dibujos de mi, pero a mi me encanta recibirlos. Usualmente los estudiantes los hacen en pocos segundos durante la clase. En realidad tengo muchos dibujos nuevos pero sólo voy a poner los que más me gustaron. También van a poder comparar algunos dibujos de estudiantes de elemental y de intermedia.

Empecemos con los de elemental:

He aquí una linda historia de amor. Yo le estoy declarando mi amor a la linda monita. Ella parece que sólo tiene ojos para mi. Pero el oso Gavin (otro maestro de mi academia) también ama a la monita. Todo un triángulo amoroso sacado de la peor telenovela cruzado con cuento animado. Esto de la novia confesa de Spongebob.

Otro más de la novia de Spongebob, aquí estoy con mis brazos musculosos, unos abdominales marcados y una falda muy bonita. Parece que ando muy contento porque me toca limpiar.

En este dibujo estoy utilizando mis poderes sobrenaturales (mi frente brillante y mis mocos propulsión a chorro) para derrotar al enemigo.

En esta tengo un aire medio tristón. Que me habrá estado pasando por la mente…

Para terminar con los dibujos de estudiantes de elemental, aquí estoy enseñando la lección del día con una plasta de mierda en la cabeza y pelo por todo el cuerpo. Aparentemente me apestan los pies también.

Los estudiantes de intermedia me ven así:

Solamente tengo dibujos de dos estudiantes de intermedia porque ellos no tienen tanta fijación con dibujarme como los más pequeños.

Aunque parezco enojado en este dibujo casi nunca lo estoy con el grupo en el cual está este estudiante. Me encanta darles clase porque ellos se divierten y yo me divierto.

Otros dos del mismo estudiante.

El segundo dice Ivanstotales (Ivan + Aristoteles). No sé el porque de la comparación. ¿Será física? ¿Intelectual? Ni idea. En coreano dice Puerto Rico.

Hasta aquí los dibujos (por ahora). Personalmente mis favoritos son los primeros dos. Y a ti, ¿cual de todos te ha gustado más?