Un día nublado por Gyeongju

Mi prima y yo cogimos la guagua desde Daegu hasta Gyeongju, no muy temprano. Tarda sólo una hora y cuesta alrededor de $4. Lo primero que hicimos cuando llegamos a Gyeongju (después de pedir un mapa en Información Turística) fue tomarnos un café justo al frente de la estación de guaguas. Esto nos dio energías para buscar un lugar para almorzar. En el camino al restaurante, paramos un momento para admirar una de las tumbas gigantescas que tiene esta ciudad histórica. Varios miembros de la antigua nobleza coreana están enterrados allí, y por eso es que sus tumbas parecen casi montañas.

Siempre que voy a Gyeongju me gusta comer en un restaurante de shabu shabu especializado en setas. Es muy delicioso, barato y diferente a los típicos restaurantes coreanos que están por todos lados. Luego de pedirle direcciones a una amiga de cómo llegar al restaurante, caminamos un rato hasta que llegamos. ¡Decepción! El restaurante de setas había sido cambiado y ahora es un restaurante de bulgogi (típico restaurante tradicional coreano). Aún así decidimos quedarnos para probarlo. No estuvo mal y a mi prima le encantó el bulgogi pero no puedo dejar de sentir que algo especial ha desaparecido.

Cuando terminamos de comer, cogimos la guagua #11 hasta el templo Bulguksa. El día estaba amenazando con llover y se estaba poniendo más frío. Entramos al templo y caminamos por todas las estructuras. Este templo es muy antiguo aunque, como casi todos los templos y palacios coreanos, ha sido reconstruido varias veces debido a fuegos o guerras.

Ese día había muchos turistas japoneses. Por suerte, no habían excursiones escolares ese día como cuando llevé mi familia allí hace año y medio. En las afueras del templo, los cerezos estaban todos florecidos, ofreciendo una espectacular vista primaveral.

Después de recorrer Bulguksa, subimos hasta el tope de la montaña (en guagua, por supuesto) para ver el famoso Buda Seokguram Grotto (석굴암). Aunque está prohibido tomarle fotos al Buda, por alguna razón su imagen se insertó en mi cámara. Este Buda es considerado uno de los más hermosos en Korea y tiene un estilo con mucha influencia de la India.

Como subimos en la última guagua, tuvimos que esperar una hora para poder bajar. En el estacionamiento de la montaña, debido al aburrimiento, mi prima y yo decidimos experimentar con fotos panorámicas y el resultado fue bastante cómico.

###

¡Recuerda participar del sorteo! Tienes hasta el 5 de mayo.